Tierra, el planeta azul

Nuestro hogar, la Tierra, sigue siendo un enigma para la humanidad, un planeta lleno de secretos que desafían incluso a la ciencia más avanzada.

A medida que exploramos sus misterios, especulaciones, evidencias y la rigurosa comprobación científica se unen para ofrecer respuestas diversas.

Algunas de estas respuestas están sólidamente respaldadas por la ciencia, mientras que otras se sumergen en el terreno de la filosofía más que de la ciencia.

Lo que hace a la Tierra aún más singular es que posiblemente sea el único rincón en todo el vasto universo con la capacidad de albergar vida tal como la conocemos y entendemos.

A pesar de no ser el planeta más grande de nuestro sistema solar, se destaca como un oasis cósmico al ser el único con agua líquida en su superficie, un ingrediente esencial para la vida tal como la conocemos.

La Tierra, nuestro frágil hogar, es un verdadero tesoro en el vasto y enigmático cosmos.

  • Un día son: 23,9 horas
  • Radio medio: 6371,0 km
  • Masa: 5.9736×1024 kg1
  • Distancia media al Sol: 150 millones de kilómetros
  • Periodo de la órbita: 365,25 días
  • Lunas: 1
  • Tipo de planeta: terrestre

¿Qué hizo posible la vida en la Tierra?

Hace miles de años, la atmósfera de la Tierra era un reino hostil, inhóspito para la vida. El misterio de cómo este inhóspito lugar se convirtió en el cálido hogar que conocemos hoy ha dado origen a múltiples hipótesis.

Algunos sostienen que impactos catastróficos de meteoritos o eventos naturales colosales alteraron las condiciones, permitiendo el comienzo y la continua evolución de la vida.

Este viaje, se cree, comenzó hace unos 4,000 millones de años, y aunque ha perdido velocidad, nunca se ha detenido por completo. Curiosamente, si hoy descendieras al interior de un volcán activo, experimentarías condiciones atmosféricas que encajarían mejor con la Tierra de aquel entonces.

A cerca del origen de la vida se manejan dos hipótesis científicas;

  1. Panspermia: la vida se encuentra distribuida en todo el universo y llegó a la Tierra gracias al impacto de los cuerpos celestes en la superficie de nuestro planeta.
  2. Abiogénesis: se trata de que la vida fue posible debido al carbono y el agua presente en la Tierra porque estos dos componentes crean las condiciones necesarias para que la vida sea posible.

Aunque aún no contamos con una respuesta definitiva, la búsqueda de cómo nació la vida en nuestro mundo continúa siendo un apasionante y enigmático camino en la ciencia.

Diversidad biológica de la Tierra

La diversidad biológica de la tierra se encuentra distribuida en tres tipos de biomas:

  • Terrestres
  • De agua dulce
  • Marinos

A su vez, estos tres se clasifican en distintos ecosistemas:

  • Marino
  • Forestal
  • Agua dulce
  • Montañoso
  • Desértico
  • Artificial

No se cuenta con una cifra exacta que logre cuantificar la diversidad biológica en la Tierra, pero algunas organizaciones se han aventurado a dar números como la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica estima que son cerca de 14 millones.

Otras organizaciones creen que se trata de unos 30 millones, pero la realidad supera la ficción porque hasta el momento solo se han descubierto y descrito unos 2 millones de seres vivos que coexisten en el planeta Tierra.

  • 4.000 Bacterias.
  • 80.000 algas/protozoarios.
  • 52.000 vertebrados.
  • 1.272.000 invertebrados.
  • 72.000 hongos.
  • 270.000 plantas.

Todo ello suma 1.750.000 seres biológicos.

Tamaño y distancia

Hablemos de la Tierra, nuestro hogar en el vasto universo. Medir su distancia desde las estrellas es un tanto peculiar, ya que usamos a la Tierra misma como punto de partida para calcular la distancia a los demás planetas.

A pesar de eso, si quisiéramos expresar su ubicación en términos astronómicos, estaríamos hablando de unos impresionantes 149,597,870,700 kilómetros desde el Sol.

En cuanto a su tamaño, la Tierra es un tanto caprichosa en su forma.

No es completamente esférica, lo que nos lleva a hablar de tres tipos de radios. Hay un radio medio de 6,371 kilómetros, uno de 6,356.8 kilómetros en los polos y un tercero de 6,378.1 kilómetros en la región ecuatorial.

Es como si nuestro planeta, al igual que las personas, tuviera sus propias peculiaridades.

Astronomía Métodos alternativos para medir el radio de la Tierra

Orbita y rotación

Vamos a hablar sobre algunos datos fascinantes de la Tierra.

Primero, hablemos de su período orbital sideral. Si pensabas que la Tierra da una vuelta alrededor del Sol en exactamente 365 días, ¡casi tenías razón! En realidad, ese período es de 365,256363004 días.

Esta pequeña diferencia nos lleva a la necesidad de hacer un ajuste cada cuatro años, añadiendo un día extra a febrero: el famoso año bisiesto.

Ahora, pasemos a la rotación de nuestro planeta. La Tierra gira sobre su propio eje, y este giro lleva aproximadamente 23 horas, 56 minutos y 4 segundos. Pero aquí viene un dato curioso: la inclinación de su eje es de 23°26 y algunas centésimas. Esto es lo que provoca las estaciones en nuestro planeta.

Además, la velocidad de rotación de la Tierra es de alrededor de 1,670 kilómetros por hora. Para que te hagas una idea, es casi 1,5 veces más rápido que la velocidad del sonido.

Sorprendentemente, en el lugar en el que te encuentras, no percibes esta velocidad asombrosa. La Tierra, siempre escondiendo sus movimientos veloces.

rotacion La Tierra

La rotación de la Tierra fotografiada por DSCOVR EPIC el 29 de mayo de 2016, unas semanas antes del solsticio

Estructura de la Tierra

Nuestro planeta es del tipo “terrestre” y su composición es principalmente de rocas. A la vez, se trata del planeta más grande de los cuatro terrestres que se encuentran en nuestro sistema solar.

Su estructura es de la siguiente forma;

  • Núcleo: principalmente es un compuesto sólido de hierro-níquel junto a otros elementos.
  • Núcleo externo: se trata de una capa liquida de hierro y níquel.
  • Manto: son silicatos y otros compuestos menores.
  • Manto superior: está compuesta por silicatos que se presenta en estado sólido y semifundidos.
  • Corteza: se encuentran distintos tipos de rocas plutónicas e ígnea plutónicas.

Además de estos también tenemos otros compuestos minerales que forman parte integral del planeta.

Superficie y atmósfera

La superficie de la Tierra es una maravilla diversa. Los continentes, océanos, montañas, desiertos y selvas forman un escenario único para la vida. Aproximadamente el 70% de la superficie está cubierta por agua, principalmente en los vastos océanos.

En cuanto a la atmósfera, es una fina capa de gases que rodea nuestro planeta. Está compuesta principalmente por nitrógeno (cerca del 78%) y oxígeno (alrededor del 21%), junto con pequeñas cantidades de otros gases.

Esta mezcla es esencial para mantener la vida tal como la conocemos, regulando la temperatura y protegiéndonos de la radiación dañina del sol.

Nuestra atmósfera también juega un papel crucial en la regulación del clima y el ciclo del agua. La interacción entre la luz solar, la atmósfera y la superficie terrestre crea los patrones climáticos y estaciones que experimentamos.

La Tierra es verdaderamente un planeta único, con una atmósfera y una superficie que permiten la vida tal como la conocemos.

Lunas

La Tierra tiene una única luna natural llamada simplemente «La Luna.» Es el quinto satélite más grande del sistema solar.

La Luna ha sido un objeto de fascinación y estudio durante siglos, y su influencia en nuestro planeta es evidente a través de las mareas y su impacto en la cultura y la ciencia.

La Luna es un mundo rocoso, similar a la Tierra pero sin atmósfera significativa ni agua líquida en la superficie. Su proximidad y su brillo en el cielo nocturno la convierten en el objeto celeste más visible desde la Tierra.

A lo largo de la historia, la Luna ha sido el objetivo de numerosas misiones espaciales y caminatas lunares. Aunque es el único satélite natural de la Tierra, su influencia en la vida en nuestro planeta es innegable.

Scroll al inicio